Foto About us

El acuerdo alcanzado en la COP21 en París en diciembre de 2015 y firmado por 195 países hizo del cambio climático algo más que una cuestión de moda. Los mandatarios y distintos directores ejecutivos prometieron un mayor uso de la energía renovable y, líderes de organismos financieros alrededor del mundo se suscribieron a dicha promesa.

La COP21 en París también abrió las puertas a la agroindustria sostenible adaptada al clima en América Latina y el Caribe, lo que haría posible la reducción de gases de efecto invernadero.

La región de América Latina y el Caribe se enfrenta a una variedad de impactos climáticos que van desde la escasez de agua potable –consecuencia del derretimiento de las placas de hielo de los Andes– hasta una disminución en la producción agrícola e inundaciones debido al aumento del nivel del mar. Siendo que América Latina es la región en mayor vía de desarrollo urbano, las prácticas de reducción de gases de efecto invernadero se hacen cada vez más necesarias.

La presencia del sector privado de América Latina en la COP21 fue contundente. Demostró que el cambio climático es una preocupación de las compañías; que son conscientes de los riegos que impone y que actualmente adoptan distintas medidas para contrarrestarlos.

A fin de sacar ventaja del impulso internacional y de capitalizar las oportunidades asociadas a la industria sostenible en materia climática, la IFC presentará el Foro 2016 sobre Negocios y el Clima / Foro sobre Negocios y el Clima 2016El foro, concebido para el intercambio de ideas y la presentación de distintos modelos de negocio sostenible de cara al cambio climático, durará dos días y congregará a los líderes del sector privado de la región y del mundo; también a legisladores en la materia, expertos en desarrollo y el personal de la IFC.