Ain Beni Mathar Integrated Combined Cycle Thermo-Solar Power Plant
Planta de ciclo combinado de Ain Beni Mathar Colección fotográfica del Banco Mundial

*Artículo escrito por IFC que originalmente apareció en su portal

La energía solar tiene un potencial enorme para satisfacer de manera rápida y asequible las necesidades energéticas de los mercados emergentes, en particular en África al sur del Sahara, donde 2 de cada 3 personas no tienen acceso a la electricidad y las redes existentes están bajo presión.

Pero aunque países grandes como India, México y Sudáfrica se han beneficiado del aumento de las inversiones en el sector de la energía renovable, muchos de sus vecinos más pequeños permanecen fuera del radar de las empresas dedicadas al desarrollo de la energía solar, y están luchando para obtener la electricidad que necesitan.

Para subsanar esta deficiencia, el Grupo Banco Mundial ha puesto en marcha Scaling Solar, (i) una “ventanilla única” dirigida a los Gobiernos que quieren atraer a los inversores privados para construir plantas de energía solar a gran escala, pero que carecen del poder adquisitivo de los mercados emergentes más grandes, donde la fuerte competencia ha bajado los precios de la energía solar hasta prácticamente igualarlos con los precios del petróleo, el gas y la electricidad generada a partir del carbón.

Scaling Solar incluye un paquete de asistencia técnica, plantillas de documentos, financiamiento preaprobado, seguros y garantías que eliminan las conjeturas de si un proyecto de energía solar es viable y financiable tanto para los Gobiernos como para los inversores.

En el marco del programa, un país puede evaluar un proyecto, gestionar una licitación pública, construir una planta, y empezar a generar energía solar barata y sostenible en un periodo de dos años, una fracción del tiempo que se tardaría en hacerlo de manera independiente, y de manera más rápida que otros tipos de fuentes de generación de electricidad, como la energía hidroeléctrica y la energía térmica.

Zambia, por ejemplo, está en camino de poner en funcionamiento dos instalaciones de energía solar de 50 megavatios, alrededor de dos años después de haberse unido al programa. Las necesidades del país son urgentes debido a que varios años de sequía han reducido de manera importante la producción de las centrales hidroeléctricas de la que Zambia ha dependido tradicionalmente.

La primera licitación de Zambia atrajo a 48 grupos interesados, entre ellos las principales empresas promotoras de la energía solar (EDF, Enel, y First Solar), y 11 fueron precalificados para presentar ofertas. Esto ha proporcionado un impulso importante al país, que si bien necesita desesperadamente nuevas fuentes de energía no ha podido atraer inversores debido al impacto de la caída de los precios del cobre en su economía.

“Desde hace mucho tiempo, el sector privado ha manifestado su interés de invertir en energías renovables como la energía solar. Pero no hemos tenido una estructura coherente para implementar esto”, dijo Andrew Chipwende, director ejecutivo de la Corporación de Desarrollo Industrial de Zambia. (i) “Con Scaling Solar, lo que hemos podido hacer es desarrollar un proceso transparente para que las instituciones públicas y el sector privado puedan trabajar”.

 

Crear confianza

Tras el lanzamiento exitoso en Zambia, Scaling Solar se ha extendido a otras partes de África. Próximamente, se realizarán licitaciones en Senegal y Madagascar. A medida que el programa crece, brinda más oportunidades para invertir en energía limpia y crear una nueva norma del mercado para el desarrollo de la energía solar a gran escala.

“Lo que ofrece Scaling Solar es un proceso sólido; contratos que han sido negociados previamente y que, en última instancia, serán financiables, y transparencia y rapidez. Como inversores, eso es exactamente lo que estamos buscando”, dijo Ashwin West, director de Inversiones de African Infrastructure Investment Managers. (i) “Se trata de un sólido marco que da confianza al mercado”.

El proceso comienza con estudios de factibilidad encabezados por asesores de la Corporación Financiera Internacional (IFC). Ellos trabajan con los Gobiernos para establecer cuánta capacidad solar debe agregarse a la red y seleccionar los sitios adecuados. IFC también ayuda a organizar y planificar un proceso de licitación pública dirigido a empresas que promueven la energía solar, las que ingresan al proceso de licitación con un panorama claro y completo del proyecto. La empresa ganadora puede entonces acceder a financiamiento de IFC en caso de que así lo elija y también a garantías parciales contra riesgos del Grupo Banco Mundial y a garantías de riesgo político y otros seguros del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA).

Scaling Solar cuenta con el apoyo financiero de Power Africa (i) de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos, (i) el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, (i) y el Fondo de cooperación para el desarrollo de la infraestructura (DevCo), (i) un mecanismo de múltiples donantes administrado por IFC.